Anécdotas cotidianas y humor, con los Cuentos de Ada de Pepe Pelayo.

 “Cuentos de Ada” de PePe Pelayo. Ilustraciones de Alex Pelayo. Santiago de Chile, Editorial Alfaguara, 2003.

ISBN: 978-956-15.2268-8

No. de páginas: 108.

PELAYOCuentos de Ada de Pepe Pelayo es una recopilación de 10 cuentos divididos en 4 temáticas o partes: El Hermanito, El Romance, El Enemigo y El Final. Si bien poseen cierta linealidad, es posible leer cada cuento por separado, facilitando, por su corta duración, su lectura para (y con) niños pequeños. La sugerencia de edad según Pepe es de 8 a 118 años. Llegué a este libro por mi hermano menor, a quien se lo pidieron como lectura obligatoria para el colegio. Su éxito, al menos en el aula de mi hermano, fue total. Tanto fue el fanatismo que los mismos compañeros decidieron hacer una actuación de los cuentos, y se pusieron de acuerdo para disfrazarse y ensayar por iniciativa propia. Pepe Pelayo (2011) adjudica la buena recepción de sus libros a nivel nacional por el uso del humor, “no porque sea el único camino posible, (…) sino porque es el que mejores resultados le ha dado”.

Me parece que el título “Cuentos de Ada” es muy atinado, porque busca llamar la atención de los niños con algo que ellos conocen, los cuentos de Hada, pero rompe el esquema y termina siendo algo completamente distinto. Los paratextos, según Lluch (2009) son un recurso esencial para atraer al lector, y Cuentos de Ada usa esto a su favor; los elementos visuales y el título son llamativos e invitan a los lectores a averiguar qué pasa dentro del libro.

La historia es de rápida lectura, con letra medianamente grande (aproximadamente 200 palabras por hoja, y menos de la mitad de eso cuando la página contiene una de las llamativas ilustraciones de Alex Pelayo). No tiene mayor complejidad sintáctica, y pareciera estar escrito para ser leído en voz alta, casi como un monólogo.

El cuento es narrado en primera persona por Ada, quien cuenta una cómica anécdota de un pasado próximo a un lector cercano, como si le estuviera contando la historia a su mejor amigo. La narración es tan íntima que incluye nombres de personajes que no son mencionados antes en el libro, por lo que el lector debe adivinar de quien se está hablando. Si bien Ada es un niño, su vocabulario es a veces más cercano al de los adultos que al de los niños, por lo que sería importante trabajar vocabulario nuevo con los alumnos a partir de la lectura. Palabras como ‘quijada’, ‘percibí’, ‘estruendo’, ‘estrambótica’ e ‘instante’, entre otras, otorgan una buena oportunidad para ampliar vocabulario en clases. Y, lo que es fundamental también, no subestima a los niños “hablando como bebés”, si no que los desafía a adquirir nuevo vocabulario.

El conflicto se resume en que Ada tiene un sándwich, “el más rico y grande que se haya visto jamás”, pero recuerda que se encuentra sólo con su hermano pequeño Yoyito, por lo que debe comérselo antes de ser descubierto para no tener que compartirlo. Pero, por abrir su boca tan grande tan rápido, se le desencaja la mandíbula y queda con la boca abierta. Ada es un antihéroe al que todo le sale mal, y no pretende para nada ser un ejemplo a seguir. Creo que encontrar este libro fue muy afortunado, porque realmente los niños lo disfrutan y se ríen genuinamente de la chistosa personalidad de Ada. Es alegre, entretenido y toca temas cotidianos para los niños, lo cual es fundamental, ya que “del trabajo docente del aula no se puede esperar que todo el alumnado acabe siendo lector habitual a lo largo de su vida, pero sí que pueda acceder a experiencias positivas de lectura en el periodo escolar” (Dueñas, 2013).

Bibliografía

– Dueñas, J (2013) “La educación literaria. Revisión teórica y perspectivas de futuro” En Revista Didáctica Lengua y Literatura vol. 25 (135-156)

– Lluch, G. (2009) “¿Qué criterios utilizamos para valorar la calidad de libros de niños y jóvenes?” en Cómo reconocer los buenos libros para niños y jóvenes (pp. 41-102) Bogotá, Colombia: Fundalectura.

– Pelayo, Pepe (2011). Entrevista en revista quincenal Imaginaria (consultado en http://www.imaginaria.com.ar/2011/04/pepe-pelayo-el-humor-que-se-comparte-se-disfruta-y-se-contagia/ el 20 de abril de 2015)

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s